Saltear al contenido principal
ESPECIALIDADES

Especialización en estrabismos y oftalmología pediátrica. Cirugía refractiva, cirugía de cataratas y presbicia. Tratamientos del glaucoma, el queratocono y la retina.

 

Párpados, órbita y vías lagrimales

ESPECIALIDADES

Párpados, órbita y vías lagrimales

¿Qué son?

La oftalmología especializada en párpados y vías lagrimales es la encargada de prevenir y tratar enfermedades de dichas partes del ojo, que representan los anexos al globo ocular.

Los párpados son pliegues de piel que cubren a los ojos totalmente cuando éstos se cierran. Su función es la protección del ojo y lubricación del mismo segregando lágrima.

La órbita compone la cavidad ósea y los tejidos donde se encaja el ojo.

Las vías lagrimales representan el sistema por el que se drena la lágrima tras haber lubricado el ojo.

El ojo y las vías lagrimales

Esquema de las vías lagrimales.

Patologías de los párpados

Ptosis palpebral: Descenso o caída del párpado. Suele tener o causa neurológica o a una alteración de su estructura. No suelen dar problema más allá de la estética pero a veces pueden llegar a tapar el ojo, en ese caso puede provocar ojo vago en el niño.

Blefaritis: Inflamación o infección de los parpados. También puede ser una condición crónica. Es una condición benigna pero puede causar síntomas muy molestos, tales como enrojecimiento, ojo seco, picor y escozor.

Orzuelo y chalazión: El orzuelo es una inflamación palpebral secundaria a una infección bacteriana, generalmente estafilocócica, de una glándula del interior del párpado. Es dolorosa y puede ser recurrente. Si se enquista, se forma el chalazión, que es indoloro y duro.

Malposiciones palpebrales. Son de dos tipos: ectropion, párpados anormalmente abiertos, que provocan caída lagrimal y entropion, párpados plegados hacia adentro, que provoca que las pestañas rocen el ojo. Son comunes con avanzada edad, aunque un traumatismo u otras condiciones pueden provocarlos.

Lesiones verrugosas y carcinomatosas. Se trata de la aparición de bultos en los párpados o anexos, que pueden tratarse de tumores benignos (sin peligro para el paciente) como las verrugas; o malignos, como los carcinomas.

Ptosis palpebral en niños

Ptosis palpebral.

Orzuelo en el párpado

Orzuelo.

Patologías de la órbita

Oftalmopatía tiroidea: Asociada a enfermedad del tiroides, en la que se inflaman los tejidos blandos de la órbita empujando hacia afuera el ojo, dando aspecto de «ojos asustados».

Celulitis preseptal: Enfermedad inflamatoria de los tejidos bajo el párpado y la zona anterior de la órbita. Suelen ser agudas y dolorosas.

Celulitis orbitaria. Además del dolor, tiene más síntomas que incluyen fiebre, problemas de motilidad ocular y alteraciones visuales.

Inflamación del párpado por celulitis orbitaria

Uno de los síntomas de la celulitis orbitaria es la inflamación del párpado.

Patologías de las vías lagrimales

Epífora secundaria a obstrucción de vías lagrimales. Cuando se obstruye la vía de evacuación lagrimal, la lágrima cae en forma de lagrimeo (epífora). Hay dos tipos:

  • Congénita (desde el nacimiento) por una incompleta formación de los párpados del bebé.
  • Adquirida, que suele producirse por acumulación de desecho con los años, aunque pueden deberse también a quistes en la vía lagrimal. Provocan caída de lágrima y visión borrosa asociada. Si aparece de forma aguda y dolorosa, es debido a una infección en la vía lagrimal llamada dacriocistitis aguda.
Obstrucción del lagrimal congénita

Obstrucción congénita del lagrimal.

Obstrucción adquirida del lagrimal

Obstrucción adquirida del lagrimal.

Evaluación

Lámpara de hendidura: Microscopio binocular con diferentes aumentos e iluminación.

Test de Jones: Se evalúa el tiempo de evacuación lagrimal tiñéndola con fluoresceína.

Exoftalmómetro: Cuantifica la posición del ojo respecto a la vertical de la órbita. Es decir, mide lo «saltones» que son los ojos.

En ocasiones se requieren pruebas externas como: Resonancia magnética orbitaria, radiografías de la órbita, TAC craneal…

Prueba diagnóstica del glaucoma

Lámpara de hendidura.

Tratamientos

Tratamiento clínico

Blefaritis: Se combina higiene del borde de los párpados con toallitas especiales junto a lágrima artificial y en ocasiones es necesario usar antiinflamatorios o antibióticos.

Orzuelo y chalazion: El orzuelo se trata con calor local, limpieza del mismo y antibiótico y antiinflamatorio en colirio. El chalazión requiere cirugía, sobre todo si presiona la córnea (ya que puede modificar su forma).

Ptosis palpebral (tapando visión): En aquellos casos en los que se tapa el ojo del paciente, requieren cirugía levantando los párpados.

Ectropion y entropion: En ambos casos, si son acusados se requiere cirugía para colocar correctamente el cierre de párpados.

Epífora: Se trata de la caída de lágrima secundaria a obstrucción de vías lagrimales. Su tratamiento varía según su aparición:

  • Si es congénita, primero masajes en la zona hasta que se consiga abrir la vía lagrimal. Si no se consiguiera, se opta por diferentes tipos de cirugía.
  • La dacriocistitis aguda requiere antibiótico en caso de infección y cirugía según la causa de la obstrucción y el grado de la misma.

Lesiones verrucosas y carcinomatosas. Requieren su extirpación mediante cirugía, sobre todo si se trata de lesiones malignas.

La oftalmopatía tiroidea es dependiente del control de la enfermedad de base, pero un buen control del mismo no garantiza mejores resultados.

Las celulitis preseptales requieren tratamiento de la infección, al igual que las celulitis orbitarias, pero en el caso de la segunda puede requerir cirugía.

INOF. Tratamientos para las patologías de los párpados

Tratamiento estético

Procedimientos quirúrgicos

Dermatocalasia y bolsas: Debida a la pérdida de elasticidad de la piel, se forma una acumulación de tejido en el párpado. En ocasiones puede salir, además, tejido adiposo hacia el exterior de la órbita, dando lugar a la aparición de las bolsas.

Para su tratamiento se emplea:

  • Blefaroplastia superior. Se elimina la acumulación del tejido en el párpado superior.
  • Blefaroplastia inferior. Se elimina el exceso de grasa. Se realiza por motivos estéticos, consiguiendo un resultado más rejuvenecedor. En muchas ocasiones se realiza un peeling químico en la misma intervención.

Procedimientos no quirúrgicos

Toxina botulínica: Medicamento que reduce la contracción de la musculatura facial eliminando la presencia de arrugas faciales, como son el entrecejo, las patas de gallo y las arrugas de la frente entre otras.

Rellenos inyectables: Permiten restaurar el volumen perdido por el paso del tiempo en el rostro. Disimula las facciones muy marcadas y reduce las arrugas y surcos.

Láser IPL: Láser de CO2, que produce una mejora cutánea general.

Peeling químico: Mediante la aplicación de una solución química en los párpados inferiores y en

Eliminación bolsas en párpados

Eliminación de las bolsas con cirugía palpebral.

Volver arriba